jueves, 6 de noviembre de 2008

El maltrato

Sufrir el maltrato es una de las peores experiencias de la vida de una, tanto físico como psicológico. Es lo peor, los hombres que hacen eso... Haria que lo sufrieran por mil, para que comprendieran lo mal que se puede llegar a pasar. Es una desgracia que existan hombres asi, que se creen superior a las mujeres, con derecho sobre ellas, tanto que se atreven a levantarlas la mano, a humillarlas.



Nadie merece ser tratado asi, no merece la pena aguantar a semejantes tipos, si sufres esa situación... ¡Corre y pide ayuda joder! No te quedes parada, impotente, sintiendo sus golpes en tu piel, no te quedes llorando en una esquina armate de todo tu valor y alejate todo lo que puedas de él, pon cientos de kilómetros entre ambos. Y, ni se te ocurra arrepentirte, ni pienses en mirar atras, piensa en ti de una buena vez y dejale; Porque si te ha golpeado una vez, lo volvera a hacer y no valen las excusas y los perdones que te pida después, pues eres tu la que se resiente no él ¡¡No lo consientas!! Por favor, por favor te lo pido. Al quedarte con él, te estas matando...


2 comentarios:

Elly dijo...

Tan emotivo... tan real... una pesadilla sin que realmente estes durmiendo... y lo peor de todo... es que realmente... ella cree que él está arrepentido por que le mando flores?? no, ella se autoconvence porque está segura de que ella está enamorada de él pero... como se puede querer a alguien así?? que no te valora como mujer, como persona, como ser humano, como alguien con vida, que te trata como un felpudo... HORRIBLE

Daemonicus Imprimatur dijo...

Y lo más triste es que la mujer que decide actuar y denunciar se enfrenta a un calvario:

Primero, Contarselo a alguien cercano, que puede que no la apoye como ella piensa. En algunas familias se ha desacreditado a la maltratada.

Segundo, si acude a un hosptal, contárselo a uno o varios extraños, con todo el peso que supone revivir la experiencia.

Tercero, contárselo a la policía y, poco después, a un abogado, esto es, por lo menos 3 o 4 desconocidos más.

Cuarto, contárselo a un asistente social o similares, y a los funcionarios encargados de tramitar los recursos de ayuda a las mujeres víctimas.

Quinto, contárlo en el Juzgado, ante el Juez y/o uno o varis funcionarios, con lo que debe imponer a una mujer en su situación.

Sexto, contárselo al médico forense, que debe evaluar las lesiones por las que la mujer debe reclamar.

Séptimo, revivirlo todo en el juicio, a pocos metros del maltratador y de su familia... y puede que de la de la mujer, que a lo peor no la apoya en ésto.

Podría seguir, pero se me ha puesto mal cuerpo...